5

¿Sigue siendo España el país de la picaresca?


La vida de lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades

Se acaban de cumplir los primeros 40 años del estreno del Un, dos, tres, responda otra vez.

Fue un concurso mítico que, 4 décadas después, muchas generaciones todavía recordamos con cariño.

Si estuviéramos en la ronda de preguntas, Mayra Gómez Kemp -o cualquiera de los presentadores que tuvo este programa- podría leer un enunciado como este:

España, como casi todos los países, está lleno de tópicos. Uno de ellos podría ser la clásica picaresca española, ampliamente retratada en novelas como ‘El lazarillo de Tormes’. Por 25 pesetas, dígannos tópicos españoles como, por ejemplo, la picaresca. Un, dos, tres, responda otra vez”.


El diccionario de la Real Academia Española define el término de picaresco/a como: “Forma de vida o actuación aprovechada y tramposa”.

Sin embargo, me resisto a caer en el tópico, un concepto que, de nuevo, la RAE define del siguiente modo: “Lugar común que la retórica antigua convirtió en fórmulas o clichés fijos y admitidos en esquemas formales o conceptuales de que se sirvieron los escritores con frecuencia”.

¿En pleno siglo XXI deberíamos seguir hablando de la picaresca española y admitir que es algo habitual o deberíamos comenzar a desterrar este mito que solo se da en algunos casos como puede suceder en cualquier otro país?

Os preguntaréis a qué viene esta reflexión en un blog sobre telefonía móvil. Tiene su explicación. Os la resumo en los siguientes puntos:

  • Pepephone siempre se ha caracterizado por ser una empresa honesta con sus clientes. No es una ONG. Es una compañía con ánimo de lucro que, de hecho, ha conseguido ser rentable. Pero lo ha logrado con unos sólidos principios que no suelen verse en otras operadoras (y, si me apuráis, incluso tampoco son frecuentes en otras compañías de otros sectores).
  • En Pepephone tampoco son perfectos. Se equivocan. Y a veces hay fallos. ¿Qué le vamos a hacer? Nadie es perfecto y esta OMV no es una excepción. Sin embargo, cuando meten la pata reconocen la pifia y compensan a sus clientes. Y lo hacen de forma proactiva. Hace unos meses, en agosto de 2011, por ejemplo los clientes que utilizaban el servicio de Internet movil sufrieron una pequeña interrupción de menos de 1 hora. La culpa no fue de Pepephone, sino de su proveedor de red, Vodafone, que tuvo una incidencia técnica. Sin embargo, ellos se consideran responsables en el sentido de responder ante sus propios clientes y por eso indemnizaron con un descuento del 10% en la cuota de datos a todos los usuarios de forma automática (sin que tuvieran que solicitarlo) y aunque no se hubieran visto afectados. Según la Ley la compensación debería haber sido del 0,13% y solo para los que hubieran querido perder el tiempo de interponer la correspondiente reclamación.
  • Esta OMV ha sufrido más incidencias pequeñas de vez en cuando. A veces únicamente afectan a pequeñas zonas puntuales de España. Siempre actúan igual: indemnizan automáticamente por encima de lo que se le podría llegar a exigir y para ello contactan vía e-mail con sus clientes a los que les ofrecen una explicación, les piden disculpas, les informan de la indemnización y les advierten que si, a pesar de todo, no están satisfechos, conservan su derecho a reclamar.
  • camino cortado

  • Y hete aquí que hace pocos días la red de Pepephone -como todas las de todas las operadoras de España y del mundo- volvió a sufrir un par de pequeñas desconexiones. Una fue durante la madrugada del 30 de anril y la segunda durante la mañana del 1 de mayo. La operadora dice que “se podía navegar correctamente cambiando temporalmente un pequeño parámetro en el móvil, no pudimos comunicarlo a todos los clientes afectados, sino únicamente a los que nos contactaron a través del call center o en las redes sociales”. Pero la diferencia con respecto a otras ocasiones es que les resulta “imposible saber qué clientes quedaron afectados por el problema”.
  • ¿Qué han hecho en este caso? La mayoría de las empresas se harían las suecas y, en todo caso, solo indemnizarían a los que que protestaran. En Pepephone han decidido jugársela.

    Descontarán hasta un 20% -posiblemente mucho más del margen comercial que puedan tener pactado con Vodafone- de la cuota de datos a todos los clientes que digan que se han visto afectados.

    Simplemente tienen que hacerlo a través de un sencillo formulario online que tarda apenas unos segundos en cumplimentarse.

    “Te aplicaremos automáticamente la indemnización sin preguntas ni comprobaciones, descontándote 3 días de la cuota (10%) por la incidencia (20%, si has tenido la mala suerte de que te haya ocurrido los días). Verás el descuento aplicado en la próxima factura a final de este mes de de mayo. No hace falta que llames ni que preguntes. Basta con que tu número y NIF esté en la lista”.

    ¿Recurrirán los clientes de Pepephone a la tópica picaresca española que comentaba al principio y aprovecharán para conseguir un descuento de entre el 10 y el 20% si no se han visto afectados?

    En Pepephone que, además de honrados, son más chulos que un 8, dicen: Nos merecemos que nos engañes porque te hemos dejado sin servicio y, pongas lo que pongas, te vamos a hacer el descuento sin comprobar nada, pero sabemos que si nosotros somos honestos contigo, tú lo serás con nosotros.

    Apuesto a que recibirán muy pocos formularios solicitando la indemnización y a que la inmensa mayoría será de clientes que realmente se vieron afectados. Ojalá no me equivoque.

    ¡To er mundo e güeno!

    Nokiarola

    Me encantan los móviles, sueño con ellos, vivo por ellos y 'mataría' por ellos.

    5 Comments

    1. Pingback: Bitacoras.com
    2. Estoy 100% de acuerdo con los comentarios. A mi me afectó el día 30 por la noche que ya no podía navegar (zona de Ourense) y el día 1 entre que me levanté tarde y tal ya estaba todo funcionando.
      No enviaré ningún formulario ya que no me afectó en absoluto, es más, hizo que me concentrase más aún en licor café que me estaba tomando.

      Saludos!

    3. Soy de Pepephone y no me afectó…pero por supuesto no voy a reclamar y ser picaro con una de las poquisimas empresas honestas.
      Pepephone mima a sus clientes y estos responden. A ver si otras grandes compañias aprenden algo. Pepephone es GRANDE con sus principios.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *